Publicado por en jun 20, 2012 en Sus deseos son órdenes |

Una vez que hayamos preparado la mesa con sus manteles, cubremanteles, y su centro decorativo, como explicamos en el anterior post, el siguiente paso es colocar la vajilla, la cubertería, y cristalería para completar el montaje de la mesa.

Para lograr tener una referencia y cierto orden, lo primero es colocar las sillas alrededor de la mesa pues nos marcan de manera correcta las distancias y donde tendrán que ir situados los platos.

Los platos de presentación deben tener un diámetro de entre 33 y 35 centímetros; y son el primer elemento que ponemos en la mesa y sobre el cual irán colocándose el resto de los elementos.

1-      CUBIERTOS

Con los platos de presentación encima de la mesa procederemos a colocar los cubiertos. En el exterior irá el que utilizaremos primero, y el más cercano al plato de presentación será el correspondiente al último plato de cocina salada.

Los de postre pueden ir situados encima del plato, colocados longitudinalmente y respetando el siguiente orden: la cuchara se situará con la parte inferior hacia la derecha, y el tenedor, justo debajo, de manera invertida, y a continuación el cuchillo con la misma disposición de la cuchara pero más abajo.

 

2-      PLATO DE PAN

Una vez colocados los cubiertos y el plato de presentación situaremos el plato de pan haciendo coincidir la parte exterior con la del plato de presentación, y dejando una distancia de unos cuatro centímetros a la izquierda.

Es muy elegante tener unos pequeños elementos denominados petit menage: saleros y pimenteros, así como cuencos individuales para el aceite o rabaneras mantequilleras.

Puede ser una buena idea dejar que nuestros invitados puedan degustar distintos aceites con DO (denominaciones de origen), así como diferentes tipos de sal o incluso vinagres, que tendremos en una mesa auxiliar.

 

3-      EL CRISTAL

La copa o vaso de agua se situará en el centro sobre el plato de presentación a unos tres centímetros de distancia hacia su derecha;  y la copa de vino tinto se situará cerca del plato de presentación.

 

4-      LA SERVILLETA

Encima del plato se situará la servilleta, enrollada de forma cilíndrica y con servilletero original. Existen algunos con formas muy originales en el mercado.

 

5-      TARJETAS DE PROTOCOLO

Se sitúan justo a la derecha del plato de presentación, y sólo es recomendable si queremos disponer de manera estratégica a los comensales que invitamos, teniendo en cuenta ciertas reglas, dignas de mención en post posteriores.

Sólo queda decir que es importante tener jarras de agua, y decantar el agua mineral de las botellas justo antes de que los comensales se sienten.

La mesa queda así perfectamente dispuesta para recibir a los comensales. Lo esencial después es que las viandas estén excelentemente cocinadas y que armonicen con los caldos que se van a servir.

¡Buen provecho!