Publicado por en Jun 2, 2017 en Cocina tradicional casera, Con mucho gusto y sabor, Lágrimas Negras |

De la familia de las leguminosas, es uno de los productos más consumidos en la cocina de cada hogar, es uno de los alimentos más nutritivos, especialmente fibra, que podemos encontrar por la cocina. Consumida por muchas culturas gracias a su gran contenido en proteínas, hidratos de carbono, lípidos, fibra, minerales y vitaminas.
Las legumbres que más se consumen en Occidente son: judías blancas o rojas, habas, guisantes, lentejas, garbanzos y soja.
Entre las recetas más comunes en España encontramos gran variedad de platos típicos que pasan de generación en generación; como el cocido o el potaje entre gran variedad a lo largo de la península.legumbres-blog1

Variedades que podemos encontrar a lo largo del territorio:

  • Lentejas: la única legumbre que no hace falta ponerla en remojo antes de ser cocida. Rica en hidratos y proteínas vegetales, vitamina K, calcio, magnesio, zinc o hierro. En España se consume la lenteja rubia, color amarilla, más grande que otras variedades con las siguientes variedades:
    – Castellana: es la más grande en el mercado, de color verde oscuro, piel fina, destaca por su sabor.
    – De la Armuña: Cultivada en Salamanca y con Denominación de Origen, es muy apreciada por su sabor y finura. Es la más elegida a la de preparar platos populares.
    – Pardina de Tierra de Campos: con Indicación Geográfica Protegida, se cultiva en Castilla y León. De tamaño más pequeño, pero conservando su sabor es la favorita para ensaladas.

 

  • Garbanzos: Una de las legumbres más consumidas en muchas culturas. En España se introdujo con el paso de los romanos, para luego afincarse más con la cultura árabe y sefardí. Un alimento muy potente gracias a su poder nutritivo y energético. De larga cocción, aguanta sin desmenuzarse siendo perfecta para cualquier plato. Podemos encontrar gran varieadad:
    – Blanco lechoso: de los más típicos en Andalucía, de tamaño grande presenta una textura muy agradable, ideal para guisos y potajes.
    – Castellano: de lo más típicos y color amarillento, apreciado por conservar su piel sin deshacerse, ideal para cremas, salsas, purés o salsas. El más famoso es el Fuentesaúco que tiene Indicación Geográfico Protegida de Zamora.
    – Pedrosillo de Salamanca: de la variedad es el más pequeño, de color anaranjado. Es uno de lo más valorado en la cocina gourmet porque se mantiene intacto a la hora de servir en el plato.

legumbres-blog2

 

  • Alubias y Favas: Venidas de América, también se conocen como judías, habichuelas o frijoles. Son parecidas a las anteriores por su gran valor nutritivo en proteínas vegetales, vitamina B, aminoácidos y minerales. En España encontramos diferentes variedades por tamaño y color. Se puede decir que en cada región encontramos su variedad con sus platos típicos. Tienen gran peso en la cocina ya que presentan una textura mantecosa que dar cuerpo a los caldos, haciendo las salsas más potentes. Entre las variedades más comunes tenemos:
    – La pinta de León: moteada y oscura, da gran espesor a los platos sin perder su piel fina.
    – Blanca riñón de La Bañeza: es una de las más buscadas en los mercados, por su tamaño y fácil cocción.
    – Blanca planchada: idónea para ensaladas y platos con marisco por su cuerpo plano y liso.
    – Blanca de Navarra: tierna y perfecta para estofados.
    – Faba asturiana: es la favorita para preparar las tradicional fabada asturiana.

 

¿Nos vemos en Lágrimas Negras está Primavera?

Fuentes: [http://www.lasalmantina.com/lenteja-castellana-castilla-la-mancha.html] [http://www.fundaciondelcorazon.com/nutricion/alimentos/legumbres.html]
[https://www.directoalpaladar.com/espaciocarrefour/espana-tierra-de-legumbres-a-cada-variedad-un-tipo-de-elaboracion]