La naturaleza es sabia, sólo hay que saber escucharla. El mercado es quien dicta y me sugiere una cesta de la compra en la que recrearme ¡Bienvenidos a casa! Tallos, hierbas, vinagretas, preparaciones suculentasCocinadas con respeto hacia el producto… La comida no ha hecho más que empezar.